El COVID-19 ha dado un impulso inesperado al sector ecológico español 

13 de Julio

Los investigadores afirman que la crisis del COVID-19 ha empujado a los consumidores de la UE a comprar alimentos de mayor calidad y productos relacionados con la salud.  

Los agricultores españoles podrían beneficiarse especialmente de la creciente demanda europea de alimentos saludables. Esto se debe a que España es uno de los principales exportadores de alimentos de la UE y es el país de Europa con más superficie dedicada a la agricultura ecológica.  

Las exportaciones de frutas y hortalizas frescas de España aumentaron un 3,6% en volumen durante el mes de marzo, en comparación con el mes anterior, según los datos aduaneros del Ministerio de Economía español. El país también vio un aumento del 12% en el consumo de productos orgánicos durante los meses de marzo y abril, en comparación con los mismos meses de 2019. 

España puede estar convirtiéndose en un actor central de una Europa cada vez más verde, «el hecho de que España lidere la producción ecológica en Europa no es casualidad: tenemos las condiciones agronómicas para desarrollarla. 

Ademas, la pandemia ha acelerado el uso de plataformas digitales para la compra de alimentos. La entrega online, el click and collect y los pedidos sin contacto están en alza. Sin embargo, muchos negocios, no estaban preparados para el comercio electrónico. Se han tenido que desarrollar nuevas estrategias para estar más presentes en el mercado online. La venta al por menor se ha reforzado, y se ha reducido la dependencia de los restaurantes. Las granjas también han diversificando su línea de productos.